MASAJE RELAJANTE. Zenit'Salut

Respeta tu cuerpo porque sin él el camino sería mucho más pesado.
La diferencia entre las manos profesionales de un fisioterapeuta y las otras, radica principalmente en el resultado.
Un masaje relajante no es una simple caricia de la piel.
Es una gran responsabilidad poner la mano sobre un cuerpo para que no sólo estamos invadiendo su espacio personal si no que estimulamos todos los receptores sensitivos: químicos, térmicos, mecánicos y de dolor y con ellos podemos crear sensaciones de tacto, presión, vibración, olfato , vista..etc que modifican directamente la esta general del individuo.
Tener la tranquilidad que estamos en las mejores manos convierte cada masaje relajante en un tratamiento único donde aquellas funciones que se encuentran sobre excitadas, se relajan y las excesivamente dormidas, despiertan. No en vano, influimos de manera directa sobre el sistema nervioso central y con él en la capacidad de regeneración fisiológica del cuerpo y el alma.